La nueva Economía del bienestar

idiocracia

Por: El Hombre de Maíz

“La gente debería de preocuparse más por atender adecuadamente a las generaciones mas jóvenes en vez de tratar de derrocar a las mas viejas, pues esto solo causa que al derrocarlas, las generaciones mas jóvenes (desatendidas) simplemente tomen de nuevo ese lugar, perpetuando el ciclo de la dictadura.”

La economía es una creación humana, que no esta exenta de los errores, impredecibilidad y vicios innatos en la naturaleza del hombre, no me cabe duda que el hallazgo de un nuevo sistema socio-económico que verdaderamente cuide por el bienestar y la justicia de sus miembros, no se encontrará en una nueva fórmula económica, leyes o formas de organización o revolución social.

En mi muy humilde opinión, cualquiera que piense que a través de la lucha contra “el poder opresor” “el capitalismo neoliberal”  etc, solo se engaña si cree que con ello logrará algo más que violencia y guerra, pues el verdadero enemigo del hombre se encuentra dentro de cada hombre, son sus vicios, sus limitaciones y sus propios “demonios internos” en otras palabras, el enemigo a vencer no es otro mas que uno mismo y sus bajas pasiones, de nada sirve combatir a “un sistema opresor” cuando ese sistema esta soportado y mantenido mediante el odio, la envidia, la lujuria, la ira y la pereza de la misma población. Cualquier percepción de un enemigo exterior es solo una ilusión y una trampa de nosotros mismos para externar una acusación y evadir al verdadero enemigo: uno mismo.

Bien decia Bill Mollison “… ahí la inutilidad de los revolucionarios, que atacan al mismo sistema del que dependen, que producen balas y palabras en vez de comida y refugio.”

Es por esa razón que me produce aburrimiento todo tipo de discurso político “anti- lo que sea.”  Casi todos parecen caer en los extremos “derecha” e “izquierda” y nadie parece ver hacia dentro de sus propias mentes y emociones.

Un nuevo y mejor sistema socio-economico, mas justo y próspero aparecerá inevitablemente cuando exista una mayoría de seres humanos con una conciencia equilibrada, justa y creativa, que este dispuesta a colaborar e intercambiar información y servicios, mientras tanto las bajas pasiones humanas dominantes serán las que marcarán el camino.

Debemos trabajar en la mente y el espíritu de las personas, antes de tratar de instaurar un nuevo sistema, pues el bienestar físico solo llega si se logra primero encontrar el camino y utilidad de cada persona en este mundo. Un ser que no sabe para que existe, cual es su utilidad ni a donde se dirige; o se convierte en tirano o en un estorbo.

La gente debería de preocuparse más por atender adecuadamente a las generaciones mas jóvenes en vez de tratar de derrocar a las mas viejas, pues esto solo causa que al derrocarlas, las generaciones mas jóvenes (desatendidas) simplemente tomen de nuevo ese lugar, perpetuando el ciclo de la dictadura.

Me parece que a medida que tengamos empresarios, gobernantes, científicos y demás actores sociales, que provengan de hogares unidos, trabajadores y amorosos, tendremos una mejor sociedad sin siquiera proponérnoslo.

En mi opinión aquellos que buscan mejorar las condiciones económicas y de justicia social primero, antes que atender las condiciones regionales y más aún las familiares, esta en un grave error.

Necesitamos ser mejores padres, hermanos, amigos, colegas, etc. ¿ y como lo logramos? estando pendientes todo el tiempo de nuestras emociones y nuestras actitudes, para detectar lo más rápido posible y no permitir que ninguna emoción o idea nos sobrepase, en pocas palabras buscar todo aquello que fomente el auto control y alejarse de todo lo que nos lleve hacia el exceso y el descontrol ¿y cual es la mejor manera de templar el carácter y ejercitar el auto control? R=  Trabajando por el bienestar de otros, servicio social por ejemplo. Aqui la permacultura es una actividad perfecta.

Atendamos pues las necesidades primarias (casa, comida, salud y seguridad) del hombre, para desarrollar las necesidades espirituales y emocionales a través del servicio del hombre por y para la naturaleza y la sociedad, pues solo cuando el hombre trabaja por el bienestar de su entorno, es cuando encuentra su utilidad en el mundo y con ello se encuentra a sí mismo (soy lo que siento, lo que hago y lo que de mi se deriva.).

Ahora más que nunca es cuando cobra una fuerza arrasadora el mensaje de la permacultura como herramienta de transformación social y natural, vayamos pues a hallar nuestra utilidad en el mundo, vayamos pues a servir y crear, vayamos pues a hacer una perma-cultura verdadera.

 

Leave a Reply